Era digital: «Ningún país de América Latina está en el nivel más alto»

Era digital: «Ningún país de América Latina está en el nivel más alto»

En el área de la educación, el mayor cuello de botella, el problema está en «cómo preparar a la población para poder aprovechar los empleos del futuro».

Los países de América latina tienen dos cuellos de botella que se convierten en barreras reales para «vencer en la era digital»: la baja inversión en el ecosistema de empresas iniciales («startups» y en educación).

La advertencia proviene del presidente de Cisco, uno de los mayores fabricantes globales de infraestructura de redes telemáticas, en Brasil, Laércio Albuquerque, en una teleconferencia para periodistas de América latina en Río de Janeiro.

Albuquerque explicó que en el área de la educación, el mayor cuello de botella, el problema está en «cómo preparar a la población para poder aprovechar los empleos del futuro».

La situación de la región en los dos ítems citados por el ejecutivo aparece en un informe que la compañía preparó sobre cómo 118 países se preparan para encarar la era digital.

Para ello se analizan ocho puntos y luego llegar a un veredicto de los países. «Ningún país de América latina está en el nivel más alto, tendrán que invertir para crecer», dijo el ejecutivo.

Este gigante en productos, servicios y plataformas de tecnología opera su centro de co-innovación (COI), que se encuentra en Río de Janeiro. Se trata del segundo en el estilo que surgió en el mundo (hoy son 14 en 12 países) y es considerado como vitrina privilegiada para aquella «startup» que necesita conquistar reconocimiento.

Por el COI, ya han pasado al menos 50 startups, cuyas innovaciones están conectadas a proyectos de Cisco y sus principales socios o empresas nacientes que el gigante estadounidense compró.

Según explicó el director del COI, Eugenio Pimenta, el ambiente aproxima clientes de soluciones en las áreas que componen el centro, que van desde la educación, la salud, el comercio al por menor, la industria del transporte a soluciones para ciudades inteligentes.

El centro fomenta la internet de las cosas (IOT), con sensores y otras plataformas diseminadas para la captación de datos y generar conocimiento y aplicaciones.

Cisco lanzó en marzo un brazo para inversión en el área, llamado Decibel. Pimenta destacó que el centro da soporte a toda América latina y reúne experiencias y desarrollo de soluciones.

La ingeniera y arquitecta de soluciones Ana Lúcia de Faria, que trabaja en el COI, resaltó que el centro genera más impactos, principalmente a los clientes que visitan y aún asocian a Cisco a un escenario de componentes para el centro de datos.

«Ellos no van a ver eso aquí, y se dan cuenta de que tenemos muchas más aplicaciones. Este ambiente abre la cabeza de nuestros clientes para nuevas posibilidades de innovación «, observó Ana. Por año, más de 1.500 empresas conocen el centro carioca, que permite acceso a arquitectos de desarrollo y también a canales de distribución con alcance mundial.

Transformación digital

Las organizaciones deben crear un departamento de transformación digital que se encargue de este proceso al interior de la organización, recomendó en la visita al COI Severiano Macedo, consultor en transformación digital en Cisco.

Para este ejecutivo, esta área debe incluir a los mejores profesionales de cada área para que interactúen y compartan la información que interesa a cada sector de la organización, para que sea un insumo en el proceso de transformación digital.

De acuerdo a Macedo, este modelo funciona mejor si se lo compara con el de trabajar con proyectos de transformación digital, porque se comprobó que no satisface las necesidades de la industria.

Macedo advirtió que las empresas enfrentan otro desafío, porque existen actividades industriales que invierten a largo plazo. Por ejemplo, hay una disparidad tecnológica en minería.

Fuente: Iprofesional

Autor